Tener algunos de los seguros para barcos existentes es uno de los requisitos legales más importantes para poder navegar con seguridad y tranquilidad en nuestra embarcación.

Los hay de varios tipos, su precio depende del tipo de embarcación y de su uso y existen cláusulas opcionales que se pueden contratar, además de las básicas.

De ahí la importancia de conocer qué seguros para embarcaciones existen en el mercado y qué características tienen, para buscar el que mejor se adapte a nuestra embarcación y al uso que le vamos a dar.

¿Qué cubre un seguro para barcos? [H2]

El Real Decreto 607/1999  establece los riesgos que el seguro obligatorio para barcos debe cubrir.

Se trata del Seguro de Suscripción Obligatoria, de responsabilidad civil, que cubre:

● Muerte o lesiones corporales de terceras personas.

● Daños materiales a terceros.

● Pérdidas económicas sufridas por terceros que sean consecuencia directa de los daños relacionados en los párrafos anteriores.

●       Daños a buques por colisión o sin contacto.

Fuente: BOE - Real Decreto 607/1999

Es, básicamente, como un seguro a terceros similar al de un coche que cubre los costes de daños que habríamos producido a un tercero.

Sin embargo, el seguro obligatorio no nos cubre a nosotros ni a nuestra embarcación.

Y es que la ley no establece la obligatoriedad de que este seguro cubra los daños producidos al tomador o al propietario, a los pasajeros o los daños materiales sufridos durante la participación en una regata, entre otras cosas.

Es ahí donde entran en juego las cláusulas opcionalesque ofrecen las aseguradoras y que deberíamos seriamente valorar si contratar o no.

Cláusulas opcionales de seguros de barcos

Como decíamos, a parte del seguro básico, las aseguradoras ofrecen coberturas adicionales que cubrirán diferentes situaciones que nos puedan ocurrir tanto durante la navegación o mientras la embarcación está en el puerto.

Las más importantes para la náutica de recreo son:

Seguro de remolque y custodia

Solo Salvamento Marítimo y empresas autorizadas pueden remolcar una embarcación a puerto, siendo los costes de esta maniobra relativamente altos.

Para hacernos una idea, el coste de un remolcador puede rondar entre los 350 y los 800 euros por hora.

Añadir a nuestro seguro para embarcaciones de recreo una cobertura de remolque evita que tengamos que sufragar este coste en caso de avería, accidente o abandono.

Seguro de remoción

El propietario de una embarcación es responsable de reflotar o retirar los restos si el naufragio se da en un puerto, lugares protegidos, playas y costas o si Capitanía Marítima así lo ve conveniente.

Por ejemplo, en los puertos de Galicia, como en muchas otras marinas, esta cobertura es obligatoria para poder optar a un amarre.

La cláusula de remoción es otra de las coberturas a tener en cuenta si vas a contratar un seguro para barcos.

Daños materiales y robo

Bajo este concepto se recogen daños que pueda sufrir nuestra embarcación por factores externos.

Habitualmente, están cubiertas situaciones como abordajes, colisiones contra objetos flotantes, varadas involuntarias, daños por golpes de mar o temporal (incluso en velas) o fallos en el sistema eléctrico estando conectados a las fuentes de energía en puerto.

Seguro de accidentes a los ocupantes de la embarcación

La cobertura de accidentes para la tripulación cubre los daños personales que pueda sufrir cualquier persona a bordo de la embarcación.

Es importante destacar que la póliza nunca cubre accidentes producidos de forma intencionada, generados por conductas temerarias o cuando la causa sean los efectos de sustancias estupefacientes ingeridas por el accidentado.

Así, la tripulación está asegurada frente a accidentes y lesiones e incluso, en caso de fallecimiento de alguno de los pasajeros, las pólizas cubren los pagos de las indemnizaciones (eso sí, con un cierto límite).

De nuevo, una cláusula interesante a incluir en nuestro seguro si navegamos con familiares y amigos de manera frecuente.

Actividades especiales: regatas y pesca

Un accidente que podamos sufrir durante la participación en una regata o evento deportivo no quedaría cubierto por ninguna de las cláusulas de las que hemos hablado hasta ahora.

Para ello, las aseguradoras tienen condiciones especiales que habrá que contratar además del seguro básico, para estar cubiertos mientras practicamos este tipo de actividades.

Si participas en regatas de club, eventos deportivos o competiciones de pesca, debes revisar con tu aseguradora que tengas cobertura y estar asegurado en dichos eventos.

seguro de barco

¿Cuánto cuesta un seguro para embarcaciones?

Son muchísimas las variables que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de calcular el precio del seguro para un barco:

El tipo de embarcación (yate, velero, semirrígida…), el año de construcción, la eslora, la capacidad de pasajeros, la potencia del motor, la embarcación auxiliar, material del casco, el valor de compraventa, las zonas de navegación y hasta el uso que se le va a dar (privado, charter, regatas…) influyen al precio que nos ofrecerán.

Dado que es muy difícil hacer una estimación, podemos tomar como referencia que, para un velero de 10 metros el seguro básico obligatorio cuesta entorno a los 100€ al año, pudiendo ascender el de todo riesgo por encima de los 200€.

Cómo acreditar que un barco está asegurado

Si las autoridades nos exigen demostrar que la embarcación está asegurada y de que este seguro está vigente, necesitaremos el justificante del pago de la prima del período en curso.

Este papel debe contener, al menos, la siguiente información:

● La entidad aseguradora que suscribe la cobertura.

● La identificación suficiente de la embarcación asegurada.

● El período de cobertura, con indicación de la fecha y hora en que comienzan y terminan sus efectos.

● La indicación de que se trata de la cobertura del seguro obligatorio.

Fuente: BOE - Real Decreto 607/1999

Hemos abordado en este artículo los seguros para barcos, una gestión obligatoria para cualquier armador pero sobre la que muchas veces existen dudas o los conceptos no están claros.

Ahora conocemos mejor las diferentes coberturas que existen en los seguros para embarcaciones de recreo y podremos entender mejor las ofertas que nos hagan diferentes empresas aseguradoras.