En los últimos años la electrónica ha traído grandes avances a la náutica.
Y el piloto automático barco es uno de los que más ha marcado la diferencia (con permiso del GPS), especialmente, en la náutica de recreo.


¿Te imaginas cruzar a las Baleares sin soltar el timón ni un solo segundo?
En este artículo estudiamos el funcionamiento del piloto automático para barco y aprenderemos a utilizarlo, tanto para barcos de vela como a motor.


Historia del piloto automático de barco


Como puedes imaginar, el piloto automático es un invento reciente en la historia de la navegación.


El primero de la historia lo inventó el ejército estadounidense en 1911 instalándolo en uno de sus aviones.


Se trataba de un girocompás que mantenía el avión nivelado y permitía mantener un rumbo constante.


Sin embargo, no fue hasta muchos años después que este elemento evolucionó para pasar a formar parte de los equipamientos habituales en la náutica de recreo.


Cómo funciona el piloto automático de un barco


Básicamente, se trata de un motor eléctrico que hace girar el timón según las señales que le llegan de uno o más sensores a los que está conectado.


Los pilotos automáticos de barco están compuestos por tres elementos principales:


Una brújula magnética que medirá el rumbo en cada instante y se utilizará para calcular las correcciones


Una unidad de potencia, que será el motor que aplica la fuerza sobre el timón para moverlo.


Una unidad de control que calculará los ajustes del rumbo y que se parametriza a través de los paneles electrónicos en la cubierta.


En pocas palabras, si decimos al piloto automático que siga un rumbo concreto, este irá controlando el timón y aplicando pequeños ajustes para que la embarcación mantenga esa dirección.


Rumbo de aguja y rumbo de superficie


Si hace tiempo que te sacaste las titulaciones náuticas, hay un concepto que debemos refrescar.


El hecho de que la aguja de la brújula marque un rumbo, no quiere decir que vayamos en esa dirección.


Y es que debido al efecto del abatimiento, nuestra embarcación (especialmente si vamos a vela) se desplazará también transversalmente.

Cómo funciona el piloto automático barco

Es importante destacar que los pilotos automáticos comunes no tienen en cuenta este abatimiento, sino que únicamente mantendrán el rumbo de aguja de la embarcación.


De ahí que es importante tener en cuenta esta diferencia si vamos a planificar una travesía de larga distancia haciendo uso del piloto automático.


Por supuesto existen hoy en día embarcaciones sin piloto automático.
Ya sean pequeñas embarcaciones a motor que no lo necesitan, o veleros más antiguos que no lo llevaban de serie.


Y no, no es necesario que para ir a las Baleares vaya siempre alguien al timón como preguntábamos en la introducción del post.


La manera más habitual en la que se navegaba durante largos periodos en un rumbo constante era bloqueando el timón.


Y es que muchas veces en la náutica las soluciones más rudimentarias son las más eficientes.


Para ello se suelen utilizar un par de cabos, de manera que permiten ajustar y bloquear el timón en la posición deseada.

En esta solución, se basan los pilotos automáticos de brazo mecánico como veremos después.

Pero, ¿es esta la única manera?


Un buen trimado, el mejor piloto automático


Si has navegado a vela o has realizado las prácticas de ampliación del PER, deberías saber que ajustando el trimado se puede variar el rumbo.


Normalmente, si cazamos más las velas el barco tiende a orzar (la proa tiende a apuntar hacia donde viene el viento), y al revés.


Un velero que tiene las velas perfectamente cazadas debería navegar el línea recta sin necesidad de utilizar el timón - si bien este escenario se cumple mejor en rumbos de través y por supuesto con buena mar.


De ahí que antes de activar el piloto automático barco, el primer paso debería ser revisar si nuestra embarcación está en las mejores condiciones para navegar en esa línea.


Esto nos permitirá una navegación más suave y forzar menos tanto el piloto automático como toda la mecánica del timón.

“Estás destinado a cosas grandiosas, ¡pero tienes que tomar el timón y trazar tu propio rumbo!”
Long John Silver - La isla del tesoro

¿Cómo se utiliza el piloto automático para barco?


Si te encuentras en una embarcación que dispone de piloto automático, en algún lugar cerca del timón verás una pantalla similar a la siguiente:

pantalla piloto automatico barco


Se trata del mando de control del piloto automático, una pantalla con información muy útil, práctica y fácil de utilizar.


El número de la parte central de la pantalla nos muestra el rumbo (de aguja) que sigue el barco en ese mismo instante.


*Recuerda, que si quieres representarlo en una carta, deberás convertirlo al rumbo verdadero


Activar y desactivar el piloto


Los botones que utilizaremos para encender o apagar el piloto serán el de “Auto” y “STBY”.


Si estamos navegando de forma normal y pulsamos el “Auto”, el piloto automático del barco se activará.


Bloqueará el timón y mantendrá la embarcación en el rumbo en el que navegaba en ese mismo instante.


Ya podemos soltar el timón y hacer otras cosas, eso sí, siempre manteniendo la vigilancia.


Para desactivarlo, simplemente pulsaremos “STBY”, que significa “en pausa”, y volveremos a coger el control de la rueda.


Es importante sujetar el timón con la mano antes de hacerlo, sobre todo si navegamos a vela.


Si no lo hacemos, el velero orzará bruscamente al perder la fuerza que aplica el piloto automático sobre el timón perdiendo el control del barco.


Otras funcionalidades del piloto automático barco


Como decíamos, al pulsar el “Auto” la embarcación seguirá el rumbo en el que se encontraba en ese instante.


¿Y qué pasa si queremos cambiar de rumbo?


Pues podemos ajustarlo fácilmente sin necesidad de desactivar la funcionalidad.
Con los botones que vemos en el panel de control, podemos ajustar el rumbo grado a grado (pulsando en + o - 1°).


O de diez en diez, con los botones que marcan + - 10°.


Si bien es intuitivo, ten en cuenta que al pulsar los botones “+”, la embarcación girará hacia estribor.


Por lo contrario, con los botones “-” lo hará hacia babor.


Así, podemos ir ajustado nuestro rumbo sin necesidad de tocar el timón.

Tipos de pilotos automáticos


En las embarcaciones de recreo predominan dos tipos de pilotos automáticos.


Las unidades de potencia que están ya integrados entre los elementos mecánicos del timón - habitualmente de rueda, en embarcaciones más modernas.


Y los brazos mecánicos que se instalan en la cubierta para veleros con timón de caña.


Estos últimos se instalan en la bañera y son los que se ven en los veleros más antiguos.


Son, desafortunadamente, menos estéticos y molestan más en la cubierta.
En cualquier caso, el funcionamiento y el resultado en ambas soluciones es el mismo.

Hemos analizado uno de los componentes de la electrónica náutica moderna que más nos facilitan la navegación.


Especialmente, en travesías largas o en la navegación en solitario.


Sin embargo, están surgiendo nuevas corrientes en la náutica que defienden la navegación sin electrónica, como se hacía antaño.


Y tú, ¿utilizas el piloto automático o prefieres llevar el timón?